¿Por qué asistir a un taller de constelaciones?

por / Jueves, 06 febrero 2014 / Publicado enConstelaciones, Proser PNL
constelaciones-imagen-simple

Asistir a un taller de Constelaciones Familiares es una experiencia enriquecedora, no sólo para quien constela sus propios temas, sino para todos los participantes e incluso para los facilitadores.

Al ponernos al servicio de los consultantes, compartiendo historias y emociones, todos aprendemos algo que nos ayuda a comprender también nuestras propias historias. En un ambiente amoroso, ético y absolutamente profesional.

Al participar en el proceso de sanación de las heridas de los consultantes, vivimos experiencias que nos impactan profundamente porque, aunque las situaciones sean diferentes, todos compartimos las mismas emociones. Todos conocemos el amor, el dolor, la tristeza, el miedo. Todos anhelamos algo de nuestros padres, de nuestra pareja, de nuestro trabajo, que tal vez nunca recibiremos. Todos tenemos la misma necesidad de amar y ser amados….y todos sentimos el imperioso deseo interno de pertenecer… de ser aceptados y de poder vivir en armonía.

Por esto, en una Constelación todos “resonamos” con las historias de los consultantes y todos aprendemos algo de lo que ahí se revela. El campo mórfico vive en cada uno y se presentan imágenes que pueden llevar a desencadenar soluciones a los conflictos que nos lastiman. El inconsciente familiar se devela. (Alma Aranday y Vero Vázquez).

Deja un comentario

SUBIR